Tipos de delitos cometidos por menores conflictivos.

En España a los juzgados de menores les compete la función de conocer las acciones de los menores que no han cumplido los 16 años y que el Código Penal clasifica como delitos o faltas, corregir los casos en los que los menores se dediquen al vagabundaje o la prostitución, y ejercer funciones correctoras con carácter educativo y tutelar.

Los delitos más frecuentes que se estan incrementando, son los siguientes:

Robo con violencia, sustracción de vehículos y robos en su interior, robos con intimidación de arma blanca, sustracción de ciclomotores, pequeños hurtos en comercios, y tirones de bolso o robos de carteras.

La delincuencia, para ser denominada como tal, debe ser una conducta sancionada por las normas sociales y aparecer expresamente castigada.

Se da una relación directa entre urbanización y delincuencia juvenil, a la vez que existe una relación entre droga y delincuencia. En las ciudades se da un mayor índice de delincuencia juvenil, que en las zonas rurales, a la vez que varía dentro de cada una de las zonas de la ciudad. En cuanto a la relación entre droga y delincuencia, se ha demostrado que gran parte de los delincuentes consumen drogas, y gran parte de los consumidores de droga cometen delitos para conseguir dinero o bienes con la finalidad de comprar la droga.

Aunque son los sujetos con problemas de conducta antisocial los que suelen recurrir a la delincuencia para conseguir la droga, ya que, otros consumidores en vez de delinquir toman drogas más baratas.

Por otro lado, hay que disinguir entre delincuente activo, disocial paraviolento, adolescente marginal, y niños disociales y marginales.

  1. El delincuente activo es aquel que comete actos delicivos de cierta importancia, suele tener entre 15 y 20 años y  ha tenido tropiezos con al justicia. Tenderá a la delincuencia activa como hábito de conducta normalizada, este hábito de conducta se va arraigando cada vez más en función de su paso por las instituciones penitenciarias que crea un círculo de difícil ruptura, lo que puede conllevar a la delincuencia adulta organizada.
  2. El adolescente marginal es aquel en el que ha fracasado la adquisición de pautas de comportameinto socialmente aceptables, y no se ha producido la transmisión de los valores de un grupo social. Son producto del desorden urbanístico, cambio de valores sociales, crisis existencial migratoria, carencia educativa y familia desadaptada.
  3. Los niños disociales y marginales son aquellos que comienzan a preferir la calle en vez de la escuela. Tienen su banda infantil e imitan el comportameinto de sus hermanos y amigos de más edad. Llegan incluso a la agrsión y la práctica de pequeños hurtos. Esta situación les conducirá a la marginalidad, la disociabilidad violenta y a la delincuencia activa.

Firmado: Inés Sánchez Gutiérrez

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2. Plano descriptivo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s